evolucion y tiendas de campaña


Aun tengo muchas cosas sobre las que soltar bilis, pero mira hoy me apetece ponerme pelin nostálgico así que toca otra cosa y así les introduzco a eso de las montañas y tal…

No hace mucho (al menos en mi recuerdo no tanto, es lo que tiene hacerse mayor…redios) estaba yo con un amigote calentándolos unas pochas donadas por unos amables alemanes a la sombra del refugio de Goriz… la noche casi nos había pillado por sorpresa y la tienda de campaña la habíamos montado con cierta prisa, comentábamos tranquilamente los devenires de la vida (sexo, sexo y mas sexo ¿o que pensaban? :D) mientras el ocaso nos hacia derivar hacia la jornada siguiente y lo que nos deparaba…

fundido en negro

La ultima noche había sido de las buenas, alguien se había traído una bombilla con unos metros de cable, la tertulia y posterior partida de guiñote a la sombra de peña forca había sido refrescante, hablamos de lo humano y lo divino, de todo un poco regado con quemadillos que  calentaban el cuerpo en el frío ambiente del pirineo; incluso no había estado mal la música en el radiocasete, poco a poco nos fuimos retirando a nuestras tiendas de campaña y la noche fue trayendonos sueños tranquilos… tampoco estaba mal tener un baño no muy lejos del campamento, ¡que narices!

Al ir a pagar el camping… (igual no se lo he dicho, pero ser natural y campechano te suele llevar a hacer buenas migas con casi mucha gente de bien, y el dueño del camping no había sido una excepción) el dueño nos comento aquello de… “tanto por coche, tanto por la luz, tanto por tienda, joer chicos os hubiese salido mas barato pillaros un par de bungalows”

fundido en negro

La jornada había sido un éxito una sendero verde siempre guarda rincones que se te clavan en las retina y la fiesta nocturna seguía a buen ritmo entre risas, alcohol y demás alguno se había retirado ya a dormir y los que quedábamos estábamos por fin cómodos en el no demasiado ancho salón del bungalow, por el día no había problema, habíamos tomado el espacio entre los dos bungalows con las mesas de las dos terrazas y el ambiente era agradable, por la noche encerrarse ocho en el espacio pensado para cuatro era un poco mas complicado, pero como buenos amigos tampoco nos molestaba mucho amontonarnos por los sofás… no recuerdo a quien se le ocurrió decir aquello de “Una casa rural de esas igual no es tan cara, alguien sabe por cuanto salen” y alguien lo miró y la cosa salia mas o menos por el mismo precio, y mucho mas cómodos, donde va a  parar. El resto se lo pueden imaginar, a veces miro la tienda de campaña en su altillo de mi habitación (cuando saco alguna cosa del batiburrillo ese) y me acuerdo de cuando era jo…. más joven 😉

En un mar que destila estrellas,
en el mundo que pasa ante el sol,
hay lugares que en él brillan,
hay lugares que curan el corazon,
hay lugares donde cerrar los ojos,
hay lugares para escuchar al Amor.

Un manto blanco adorna los montes
y una luz alimenta una cancion,
momentos que sentir en los valles,
colores que saborear con amor:

el canto de un pajarillo
y tu rostro en una flor.

Anuncios

Acerca de vongonsez

Ciudadano cabreado y poeta metido a informatico ... bueno, o viceversa.
Esta entrada fue publicada en Montaña, Poesia y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s